Consideraciones sobre el diseño

Consideraciones sobre el diseño y la construcción de un jardín vertical

El factor más importante cuando se trata de el éxito de un Greenwall es de haber diseñado correctamente los sistemas para mantenerlo.

Hay varias diferencias estructurales importantes entre el diseño de jardines a nivel del suelo y el diseño de jardines verticales. En continuación les presentamos algunos requisitos especiales de construcción y consideraciones al desarrollar un Jardín Vertical/Greenwall:

  • Unos de los elementos más importantes en la construcción de un Greenwall es la protección de la integridad de los componentes estructurales que soportan el jardín. En caso de daños al pared la reconstrucción sería muy costosa!
  • El drenaje debe de asegurarse en todo el sistema, de modo que el cultivo en la parte inferior tendrá condiciones óptimas de crecimiento sin llegar a ser sobresaturado de agua
  • Se debe de utilizar un sustrato de plantación ligero, que no está sujeto al deterioro a través de la descomposición, ni se compacta facilmente
  • El riego y la fertilización para el crecimiento óptimo de las plantas y la sostenibilidad son de maxima importancia
  • Siempre se utilizan plantas adaptadas a las condiciones ambientales


La capacidad de carga. Simplemente no se puede colgar un Greenwall en cualquier pared de edad. Un muro verde puede pesar entre 60-120 kg por metro cuadrado una vez que está completamente saturado con agua. Se debe consultar con un ingeniero estructural para verificar la capacidad de carga del muro (o cualquier estructura soportará el Greenwall).

La impermeabilización. Hay varios tipos de impermeabilización disponible, sin embargo, los fluidos aplicados sobre la pared (materiales elastómeros) ofrecen una excelente protección.

La selección de las plantas. Igual que cualquier plantación, el éxito de la instalación depende tanto de la elección e instalación de materiales de la más alta calidad, como de escoger las especies favorable para el medio ambiente. En una zona árida, se deben escoger plantas que puedan soportar las condiciones secas, en una Greenwall interior, es necesario seleccionar las plantas que pueden tomar los niveles de iluminación que ofrece el espacio.

Las necesidades de drenaje. El sistema puede ser diseñado como un sistema cerrado de drenaje o un sistema abierto. En los sistemas de drenaje cerrados, el agua de riego se recoge y se recicla, sin embargo, este sistema necesita desviar un poco de agua al drenaje para controlar la acumulación de sales solubles que resultan cuando el agua se evapora. Si a veces no se cambia el agua del sistema, el muro verde se daña muy rápido. Un sistema cerrado es más ecológico para operar, pero tiene sus desventajas. Si cualquier enfermedad de la planta es introducida en los cultivos, se transmite por todo el jardín por el uso de agua reciclada. Este inconveniente puede ser gestionado por un proceso de esterilización ultravioleta del agua reciclada. En un sistema abierto, el exceso de agua de riego se descarga en el sistema de drenaje del edificio. Mediante el uso de un sistema abierto la acumulación de sales en el medio de plantación y los problemas de saneamiento se reducen significativamente.

El exceso de agua de riego debe ser capturado en la base del jardín vertical. Cada vez que el agua corre libremente a través del sustrato, la gotea de las plantaciones no se puede evitar. Debe tener un área en la base del muro que puede convertirse en una superficie húmeda, o un canal colector.

Los criterios críticos del sustrato. Debe ser ligero, debe tener la capacidad de retener nutrientes y humedad pero al mismo tiempo debe de drenar fácilmente. Debe tener la capacidad de sostener raices firmes. Además, si el sistema es para convertirse en un Greenwall Activo/Bio Pared para la filtración del aire, entonces los medios deben proporcionar el intercambio adecuado de aire. Recomiendo utilizar un sustrato de Peat Moss o Turbia.

La humedad. El suministro de humedad es crítico para la supervivencia del muro verde. Aunque pueda sonar como un proceso elemental, es una operación bastante compleja. Hay que tomar en cuenta la forma en que se suministra el agua, igual que el tipo de agua utilizada. Los muros verdes utilizan como sustrato mezclas sin tierra, relativamente delgadas y bien drenados que no pueden proporcionar las plantas con el agua subterránea normalmente disponible para los cultivos al nivel del suelo. Po eso se debe tener cuidado para evitar que el material de siembra se seque y cause daño a los materiales vegetales. Normalmente, un sistema de goteo controlado por sensors de riego puede gestionar la humedad utilizando una cantidad mínima de agua.

La ventilación. Una buena ventilación es necesaria en los ciclos de la fotosíntesis y la transpiración, para mantener una tasa de transpiración normal, lo que, a su vez, es igual necesaria que la tasa de fotosíntesis normal. La colocación de ventiladores/aire acondicionado junto a la plantación puede causar sequedad y el follaje se quema debido a la pérdida excesiva de humedad (es decir por transpiración forzada). Por eso es preferible de colocar el jardin vertical en zonas de semisombra, con ventilación natural y si es posible dejar un espacio de 2-3 cm entre el sistema modular y la pared para evitar que se formen hongos.

Los muros verdes para interior no deben estar sujetos a las corrientes de aire caliente o frío. El calor y la radiación cercana al vidrio, el frío exterior y las puertas pueden - y dañarán las plantas. Incluso un cambio rápido de 5-10 grados C tiene el potencial de dañar las plantas de follaje, que requieren temperaturas constantes. La mayoría de los muros verdes de interior están diseñados con plantas tropicales y semitropicales porque son adaptables a las zonas humanas de confort